Equidad de Género en la EMTP
Marzo 9, 2023

MÁS OPORTUNIDADES, MENOS BARRERAS: POR UN 2023 CON MÁS EQUIDAD DE GÉNERO

Son muchos los esfuerzos que se hacen a nivel país por avanzar en equidad de género, sin embargo, las cifras reportadas por un estudio (*) realizado por la Universidad Alberto Hurtado (UAH) en 2022 son alarmantes. Un 28% de las estudiantes de la educación media técnico profesional declara haber sufrido acoso físico, un 45% de ellas acoso verbal y un 38% acoso no verbal. En el caso de las estudiantes de educación técnico profesional de nivel superior, el 36% indica que ha vivido acoso físico, 60% de ellas acoso verbal y 59% acoso no verbal.

Todos y todas debemos involucrarnos en construir una sociedad con menos barreras y más oportunidades. Por ello, la Fundación Alstom y la empresa Alstom, líder mundial en movilidad inteligente y sostenible, en conjunto con Fundación Educación 2020, se unen en el proyecto “Mujeres en carreras STEM- Rompiendo la brecha de género en las especialidades de educación técnico profesional”, que busca propiciar el acceso y desarrollo de prácticas profesionales exitosas de estudiantes mujeres que son minoría de género en las carreras STEM ( Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas, por sus siglas en inglés).

Al respecto, Dolores IglesiasHR director de Alstom explica que “en Fundación Alstom buscamos promover proyectos que contribuyan al desarrollo social y económico de la población donde Alstom desarrolla sus actividades.  Así, en este proyecto en particular queremos generar los mecanismos de apoyo necesarios para disminuir las barreras que muchas veces enfrentan las estudiantes en entornos educativo-laborales altamente segregados por género y pertenecientes al mundo de carreras STEM. Para ello estamos insertando a 14 estudiantes mujeres durante 2023 para que realicen sus prácticas técnico-profesionales de forma protegidas y acompañadas por mentoras, las cuales además formarán parte de un programa de acompañamiento de desarrollo de habilidades de liderazgo y trabajo en equipo”.

Cuando hablamos de carreras STEM, abordamos aquellas relacionadas a la ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas. Y lo que buscan estas especialidades es desarrollar la creatividad, imaginación y el pensamiento crítico. Por décadas se ha excluido a las mujeres de estas áreas del conocimiento, revelando un gran sesgo de género, incluso llamándolas “carreras masculinas” como Construcción, Metalmecánica, Minería y Electrónica. En estos lugares es donde el porcentaje de mujeres, tanto en el estudio como el trabajo, refleja una gran inequidad.

Mónica Segura, trabaja en Alstom y será una de las mentoras que tendrá la misión de acompañar a las practicantes y ser una guía. “Habitualmente las mujeres que decidimos estudiar estas carreras somos las pioneras en las empresas y siento que esta oportunidad de acompañar a las estudiantes es ideal para poder resolver dudas y tener un espacio de comunicación que las ayude a vivir una gran experiencia, cuenta Mónica a sólo una semana de partir con este proyecto.  Para las mentoras, Alstom ha sido un lugar seguro y con buenas prácticas. Pero, antes de llegar a esta empresa pasó por momentos desagradables y donde no existían los canales para conversar o denunciar, “Cuando salí de la Universidad, fui a buscar ‘pega’ y me dijeron, no contratamos mujeres”Mónica recuerda que fue a dejar su currículum con su pololo, “estudiamos lo mismo, teníamos la misma historia en el colegio y en la universidad, las mismas notas y a él lo contrataron y a mí no”, agrega Mónica.

Deyanira Merino es egresada de electricidad en educación técnico profesional en el centro politécnico de Ñuñoa, luego se recibió de Ingeniera eléctrica, Yo quería trabajar en instrumentación aeronáutica y fui a dejar mi currículum y tuve una charla laboral donde me dijeron ‘lo que pasa es que no vamos a recibir mujeres porque no tenemos baños’”. Por ello, Deyanira, agradece que la empresa Alstom se preocupe del tema, que existan espacios para ellas y que sean miradas por su calidad profesional y eso es lo que ella quiere transmitir a las estudiantes.

Este proyecto busca trabajar con las estudiantes y sus familias, los establecimientos educativos y las y los trabajadores de las empresas. Oscar Osoriocoordinador de proyectos Técnico Profesional de Educación 2020 nos cuenta que “es muy importante considerar a todos los actores del sistema educativo para bajar las barreras que las estudiantes tienen que enfrentar a la hora de optar por carreras tradicionalmente masculinizadas, pues desde los padres, pasando por los profesores hasta sus compañeros de trabajo van naturalizando prácticas de segregación y acoso, que derivan en que ellas desistan de la opción que están eligiendo; y eso no puede pasar, es nuestro rol levantar las barreras para que ellas escojan libremente sus proyectos de vida.

Durante este año, además de acompañar sus prácticas profesionales, sensibilizar y capacitar al entorno de las estudiantes, se realizará un “Laboratorio de Incidencia”, es decir, un espacio de encuentro entre distintas estudiantes de especialidades técnicas que son parte del proyecto, donde podrán reforzar sus habilidades de liderazgo y comunicación efectiva, además de crear proyectos con impacto social y enfoque de género.

Un avance concreto

El estudio de la Universidad Alberto Hurtado sobre el tema, que tiene como autora a Paola Sevilla hace hincapié en que las estudiantes resienten la falta de acompañamiento, supervisión y soporte ante problemas de parte de sus instituciones educativas durante sus prácticas. Las que llegan a conseguirlas señalan haber tenido pocas o insuficientes instancias para compartir sus vivencias y ser guiadas respecto de estrategias y formas de abordar los problemas propios de ser mujer dentro de rubros masculinizados. Por ello, el rol de las mentoras es fundamental. Danae Bardi, es ingeniera y trabaja en la planta Rancagua Express y sabe que la comunicación entre mujeres es importante, tener un canal donde poder abordar los problemas o donde encontrar respuestas a sus dudas, es algo que ella encontró en su práctica y reconoce que fue fundamental para sentirse segura, “mi práctica fue en Alstom, mi jefe fue un súper jefe y él sí tenía claro el rol de inclusión, eso me ayudó mucho”, agrega Danae.

El proyecto, de Fundación Alstom, Alstom y Educación 2020, además, involucra a las familias para que tengan herramientas de apoyo para impulsar a sus hijas en el mundo laboral en carreras STEM, porque, la mayoría eligió la carrera porque sienten un vínculo con la ciencia, la matemática o la física. Pero, también son carreras con gran proyección, crecimiento y remuneración, y en este 8M queremos recordarles a todas las estudiantes que pueden estudiar la carrera que deseen, y que somos muchas trabajando para que cada día sean más las oportunidades y menos las barreras.

(*) Fuente: Sevilla M.P. y Farías M. (2022). «Abriendo Caminos». Prácticas Profesionales de estudiantes mujeres en áreas masculinizadas de la Educación Técnico-Profesional media y superior. Resumen de Resultados. Proyecto FONIDE 1900094, Universidad Alberto Hurtado.

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

PUBLICACIONES

Libros

Capítulos de libros

Artículos académicos

Columnas de opinión

Comentarios críticos

Entrevistas

Presentaciones y cursos

Actividades

Documentos de interés

Google académico

DESTACADOS DE PORTADA

Artículos relacionados

PACE 10 años

Un programa que combina el mérito con la equidad y que realiza una selección positiva sobre base del esfuerzo de los estudiantes. Representa una iniciativa interesante a pesar de su pequeño tamaño  y apunta hacia un valor que las políticas no deben postergar ni...

Share This