¿A qué apuntan los cambios en la valoración de los puntajes nacionales en la PAES?
Septiembre 3, 2022

Desde la próxima rendición de la Prueba de Acceso a la Educación Superior en noviembre, la idea de puntaje nacional como hasta aquí se conoce comenzará a desaparecer -sin ser eliminada- para dar paso a las trayectorias educativas.

A fines de 2022 debuta la nueva Prueba de Acceso a la Educación Superior, más conocida como PAES, y que viene a reemplazar a la PDT. Con ella, dentro de otras cosas, se verán cambios en el foco de la examinación, así como en el número de preguntas a realizar. Pero también en cómo se destaca –y premia- a quienes obtienen buenos resultados.

En concreto, cuentan conocedores de la nueva modalidad, lo que ocurrirá ahora es que, en vez de destacar a los mejores puntajes, como se ha hecho siempre, se va a destacar y premiar (acceso a becas, por ejemplo) a los mejores de determinados grupos, considerando su condición y la realidad que les ha tocado vivir, incluyendo características, contexto e historia de cada estudiante. En el fondo, se premiará la trayectoria educativa y no el puntaje de una única prueba.

Haremos un cruce donde la puntuación ya no es el eje, sino que esa puntuación se contextualiza”, dice Verónica Figueroa, subsecretaria de Educación Superior, quien detalla que, de ahora en más, cuando los alumnos se inscriban a sus pruebas, declararán ciertas características. “Veremos quién está detrás. Vamos a cruzar distintas categorías que pronto anunciaremos; poner sobre la mesa estos elementos que no han estado presentes”.

¿Cuáles son algunos de esos esos criterios? Si bien los detalles serán dados a conocer el próximo martes, en los pasillos del Mineduc se comenta que tienen que ver con el género, paridad, pertenecer a pueblos indígenas, discapacidad o territorio, entre otras cosas.

El espíritu detrás de esto, acordado por el comité técnico de acceso a las universidades a inicios de mayo, es que cada estudiante se presenta a rendir la prueba en distintas condiciones y viene de una realidad distinta a la de su par. Se analizó, entonces, que no hay una representación fidedigna del esfuerzo que hizo tal o cual estudiante para obtener ese puntaje. La educación superior, señalan los entendidos en la materia, debe actualizarse en reflejar la diversidad de la sociedad.

“Esto se viene analizando hace tiempo y se relaciona con el cambio en la metodología de la prueba, la escala de puntajes y eso es consonante con la tendencia de la Unesco, con objetivos de desarrollo sostenible y este ascenso en función del mérito que no toma en cuenta desigualdades, que no evidencia que quienes dan una buena prueba vienen de contextos. Esta idea del puntaje nacional mantenía esta lógica de ganadores y perdedores”, señala la subsecretaria Figueroa, quien suma que con esto lo que se busca “es cambiar esa lógica y (ahora) hablamos de distinciones a las trayectorias educativas”.

En esa línea, la autoridad añade que “el enfoque del puntaje nacional hablaba de una persona bastante homogénea”. Y agrega: “Ahora lo que vamos a encontrar es una persona de un contexto que tiene puntaje alto, bueno o máximo dentro de su categoría, que va a visibilizar una serie de elementos invisibilizados, como género, discapacidad, región, tipo de establecimiento. Todo eso cambia el paradigma”.

Vale decir, los puntajes nacionales como se han conocido hasta aquí no serán eliminados, pero sí ahora habrá una nueva forma de distinguir: la trayectoria educativa.

Además, lo que ocurrirá desde ahora es que no se van a comunicar los puntajes nacionales como siempre se ha hecho. En el fondo, el estudiante sí sabrá que obtuvo puntaje máximo y lo que ya no ocurrirá, como siempre pasaba, es que no se publicará ni enviará a los medios de comunicación la lista con los nombres de quienes obtuvieron esos puntajes máximos nacionales. Sí de quienes obtuvieron una destacada trayectoria educativa.

Las instituciones, eso sí, en caso de quererlo y debido a su autonomía, “si así lo quieren pueden destacar un puntaje nacional a la antigua”, según asevera la subsecretaria, quien de todas formas insiste en que lo que quieren “es visibilizar los otros aspectos”.

0 Comments

Submit a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

PUBLICACIONES

Libros

Capítulos de libros

Artículos académicos

Columnas de opinión

Comentarios críticos

Entrevistas

Presentaciones y cursos

Actividades

Documentos de interés

Google académico

DESTACADOS DE PORTADA

Artículos relacionados

Formación inicial docente

Have universities failed teacher education? England’s Department for Education has deaccredited some universities while approving a range of alternative providers and strictly defining course contents. But while defenders hail an evidence-based push for quality,...

Share This